casalissalamanca_p
Ciudad Rodrigo-Salamanca-Hervás
 

    Salida desde la puerta del centro con cierto retraso, pero llegamos con tiempo para realizar la visita a Ciudad Rodrigo. Murallas, catedral y museo, pero ¿qué museo? Ni siquiera Alejandro que es mirobrigense lo conocía. Se trata de "Museo del orinal" . Este museo es obra de un coleccionista muy particular que es mundialmente conocido como "Peseto", de hecho entrar en su museo cuesta una peseta, digo un euro, salvo para los grupos. Hay que agradecerle que nos abriera una hora antes del horario habitual porque teníamos que seguir ruta hacia Salamanca.

    En Salamanca entramos en el Museo de Art-Deco situado en la famosa Casa Lis, la de los balcones acristalados mirando al río Tormes. A quien no le encantó la Walquiria, le sorprendió el detalle de la mezcla de bronce y marfil de muchas estatuillas, llamadas criselefantinas, o las muñecas, unas feas y otras guapas, o los juguetes de época o el perro negro de la entrada ¿recordáis? Como les sorprendió agradablemente a muchos este segundo museo optamos por denominar a la excursión "La excursión de los museos raros" porque el siguiente también se las traía.


   Aquí vino el descanso para pasear libremente por tan bella ciudad y echarse a la boca algún refrigerio hasta las 5 de la tarde, hora en la que estábamos todos a las puertas del siguiente museo, situado justo al lado del anterior, que antes se llamaba Archivo Histórico de la Guerra Civil y que ahora es el Archivo para la conservación de la Memoria Histórica . En este archivo hay dos exposiciones estables: una dedicada a la Guerra Civil, con carteles y documentos referidos a la séptima guerra civil que hemos vivido los españoles (¡se ve que nos gusta pegarnos!) Los documentos que se muestran son los requisados a todos los grupos políticos e ideológicos contrarios al golpe de estado que impuso en España lo que luego se llamó franquismo. Y la otra, dedicada a uno de esos grupos enfrentados a Franco, la masonería. Esto no deja de ser curioso porque tanto su padre como su hermano (Ramón, el guapo aviador del Plus Ultra) e incluso algunos generales y empresarios que le apoyaron también eran masones. Fue muy interesante ver las vitrinas con joyas, collarines, documentos, mandiles y malletes originales enviados desde los más remotos lugares, a medida que caían en poder de las tropas franquistas, a Salamanca por una orden especial dictada al principio de la guerra por Franco. La visita a la reconstrucción antimasónica de una logia fue impactante. Lo curioso es que esta visita es completamente gratuita.


    De aquí bajamos directamente al autobús y a las 8 de la tarde estábamos paseando por el barrio judío de Hervás. Ya era de noche, no llovía todavía y el río bajaba con mucha corriente. Más allá del puente estaba el famoso museo de las motos -que también tiene coches-.Habrá que añadirle a la próxima excursión para que sea una vez más "la excursión de los museos raros".


     Al final de la tarde o comienzo de la noche celebramos una merienda-cena con actuaciones de los alumnos en un restaurante que nos hicieron esperar y luego querían meternos prisa porque, claro, era viernes. Ello fue el motivo por el que sólo hubo una actuación, la de Richi, muy aplaudida incluso por espectadores ajenos al grupo, dejando otras para un momento posterior a la Selectividad. Pero la verdad es que aunque podríamos haber seguido un rato más, ya se iba haciendo tarde y bajamos al autobús que nos trajo a Cáceres antes de las 12 según el horario previsto.

 

(Croniquilla por el profe organizador)